Utilizamos cookies en esta página web para mejorar su experiencia de usuario. También utilizamos cookies para determinar sus preferencias y enviarle publicidad. Al continuar navegando por esta página web, usted acepta nuestro uso de cookies. Para obtener más información sobre los tipos de cookies que utilizamos y cómo desactivarlas, consulte nuestra Política de cookies.

No es un secreto pero podría serlo, hoy visitamos uno de esos locales que nacieron como lugares de culto y que sigue siendo para muchos un desconocido escondido en una nave de un polígono empresarial, hoy comemos en La Lonjería.

Hace realmente especial a este restaurante la familia Sánchez Vega, que lo regenta, comenzando hace tres décadas como distribuidores de pescados y mariscos en Madrid, bajo el nombre comercial Pescados Madrid, abasteciendo al sector hostelería, labor que siguen desempeñando.

Este trabajo les ha permitido dominar el producto, creando a continuación una tienda gourmet y convirtiéndose posteriormente en La Lonjería, que incluye por ahora dos espacios, la sala de tapeo, un lugar con mucho ambiente especializado en mariscos y pescado fresco. La pizarra de la gran columna y las paredes ilustran las muchas especialidades del día y la pared de la barra descubre sus buenos vinos, conservas…

El otro espacio es el comedor privado con mesas bajas y dos privados.

Para empezar <Gamba cocida> que ya demuestra la frescura del producto.

Le siguen unas impresionantes <Cigalas tronco>, también cocidas.

El capítulo de moluscos se inicia con unas impecables <Almejas a la marinera>, imprescindible mojar la salsa, nada de educación con esta salsa por favor, se pide permiso y pan al plato, extraordinaria…

No para de subir el nivel, sus <Navajas gallegas>, nos llevan directos a Galicia, al lado de un puerto, frescas a más no poder.

El <Salmón con wasabi y algas> cambia el registro y nos traslada al mundo del ahumado que en su carta, unido a salazones, tiene doce interesantes referencias.

En el reservado contiguo el equipo de sala prepara una <Lubina salvaje a la sal> será otro de los grandes momentos de nuestra comida.

Raúl quiere que probemos también la <Lubina salvaje al horno>, así que nos permite hacer una buena comparativa de la que sale vencedora a la sal, aunque para gustos ya se sabe…

Y como el hombre no puede vivir solo de pescado no falta la <Chuleta de vaca>, y un 10 para su perfecta preparación en punto. Y es aquí donde os damos la nueva noticia, esta familia está preparando otro nuevo espacio gastronómico, en el mismo lugar, donde las brasas serán protagonistas y harán de grandes carnes otra leyenda en Madrid, seguro.

Postres tradicionales ilustran la carta de la parte dulce pero nosotros tuvimos la suerte de que la mujer de Raúl nos preparara una muy especial tarta de queso que la pongo en la lista de las mejores probadas en 2020.

Y así viste la botella de agua filtrada AGUAVIVA con el logotipo de La Lonjería. Aguaviva supone Sontenibilidad, respeto al medio ambiente, garantía de seguridad anti bacterias y eliminación de residuos y botellas, las botellas de diseño se pueden lavar cada día en el lavavajillas teniendo una larga vida útil.

La Lonjería, un secreto bien guardado en Madrid que os recomendamos.

Restaurante La Lonjería 

Avda. Albufera 323 – Edif. Vallausa – Pta. 1 Nave 8-9, 28031 Madrid
+34 910 325 654
+34 663 301 232
lalonjeria.com