Utilizamos cookies en esta página web para mejorar su experiencia de usuario. También utilizamos cookies para determinar sus preferencias y enviarle publicidad. Al continuar navegando por esta página web, usted acepta nuestro uso de cookies. Para obtener más información sobre los tipos de cookies que utilizamos y cómo desactivarlas, consulte nuestra Política de cookies.

Viajamos a San Juan (Alicante) para conocer la nueva iniciativa “Maestros de Fuego” en el Restaurante Villa Antonia, propiedad del Chef José Antonio Sánchez, uno de los grandes valores de la cocina levantina que sorprende cada día en su otro Restaurante Els Vents, en pleno centro de la ciudad.

En esta ocasión José Antonio daba la bienvenida al gran parrillero Gregorio Tolosa, chef del Restaurante Bidea 2, situado en Cizur menor (Navarra), un lugar de peregrinaje para los amantes de la cocina elaborada en parrilla. José Antonio tiene como su mano derecha y jefe de cocina en Villa Antonia al Chef José Luis Bortozolo.

Gregorio seleccionó todos y cada uno de los productos con los que luego trabajó en las parrillas de Villa Antonia. Para la elección de la chuleta eligió la excepcional carne de Discarlux, al evento asistió uno de sus dos propietarios, Carlos Ronda que mostraba orgulloso su carne de vaca rubia gallega.

El excepcional clima de San Juan (Alicante), donde se encuentra Villa Antonia, daba la bienvenida a los comensales que habían reservado sus mesas para este evento.

La terraza “Las Moreras” se inauguraba así para la comida, una de los agradables espacios de esta finca muy conocida en la ciudad por ser el lugar preferido para la celebración de los mejores eventos particulares y de empresas. Con este evento se daba el pistoletazo de salida a los agradables días de verano que se podrán disfrutar aquí.

Y la mejor manera de comenzar esta comida no podía ser otra que con AGUAVIVA, sistema de agua filtrada que el Restaurante Villa Antonia tiene instalado y que garantiza la purificación del agua de esta zona, anulando su dureza y aportando el mejor sabor.

Comenzaría el gran Gregorio a seleccionar la carne para preparar su primer plato del menú.

Sería un impresionante “Steak Tartar de chuleta de vaca rubia gallega Discarlux“. No arriesga el maestro, la elección de la gran carne de Discarlux hizo dejar a los comensales con la boca abierta nada más comenzar.

A continuación Gregorio preparó con un instrumento de rejilla, imprescindible para trabajar con productos muy frágiles, su siguiente plato.

Unos sensacionales guisantes lagrima que también aplaudimos, un producto al que Gregorio solo aplica un toque de calor en brasa.

El maestro continuó con otro notable producto de temporada, en esta ocasión utilizó las tradicionales besugueras para su preparación.

Son los espárragos frescos a la brasa, con un hervido inicial solo recibirá un golpe de calor en la brasa también, lo suficiente para darle el punto de ahumado de la leña que potencia y aumenta el sabor del espárrago.

Para los que amamos las koktxas el siguiente plato fue emocionante…

Y es que las kototxas de merluza a la brasa de Gregorio son de otro mundo.

Con la bandera del producto por norma llegó otro emperador del mar.

El besugo al estilo Orio, punto perfecto para este exquisito pescado que el gran Gregorio bordó al igual que todos los platos del menú.

No quiso el parrillero olvidar en su menú otro de sus grandes platos, boletus de temporada salteados a la brasa con yema de huevo.

Y llegó el momento tan esperado, Gregorio mostraba así la Chuleta de vaca rubia gallega Giscarlux.

Chuleta que Gregorio trabajó con el tiempo que le pide la carne, sin prisas…

Las parrillas de Villa Antonia mostraron el buen trabajo de Gregorio Tolosa.

Ya en la mesa, el olor, sabor y color de la carne demuestra lo que las palabras no pueden.

No pueden faltar con la chuleta los famosos pimientos del piquillo del buen Gregorio.

El sorbete de cuajada es uno de los postres que el chef ha preparado para esta ocasión, una original forma de disfrutar de un producto tan noble como la cuajada cuando llegan los calores del verano. Fue una sorpresa para los comensales.

Y terminamos com unos canutillos con crema con helado de pistacho.

Una brillante comida que asegura la continuación de esta serie de eventos de “Maestros del Fuego” que seguirá teniendo lugar en el Restaurante Villa Antonia.